destacadas

EL GALLEGO ILUSTRADO: MÁS DE 800 MILLONES DESAPARECIDOS

septiembre 28, 2016 | by Redaccion Vertical
EL GALLEGO ILUSTRADO: MÁS DE 800 MILLONES DESAPARECIDOS
Opinion
0

Por: EL GALLEGO ILUSTRADO

El pasado martes 20 de septiembre del año en curso, se llevó a cabo una reunión para profesores de tiempo completo (PTC), de nuestra máxima casa de estudios. El auditorio Ricardo Rodríguez de la Garza, de la Facultad de Ingeniería y Ciencias, prácticamente fue insuficiente para albergar a los docentes afiliados al Sindicato Único de Trabajadores Académicos de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, (SUTAUAT). No fue para menos ya que el tema a tratar era el relativo a las modificaciones al reglamento del fondo de pensiones.

Afortunadamente fue una exposición técnica bastante clara por parte de uno de los actuarios sobre la situación del fondo de pensiones docente para los PTC de la UAT y la necesidad de modificar el reglamento, sobre todo en incrementar las aportaciones para poder contar con suficientes recursos y hacer frente a las próximas jubilaciones. Durante la exposición también se comentó las reformas que sufriría el actual modelo, afectando única y exclusivamente al personal de nuevo ingreso, es decir quienes se incorporen a partir del 2017.

Aún y cuando desde el inicio de su intervención el actuario fue contundente al precisar que era una explicación técnica, por lo tanto otro tipo de información política, económica o de otra índole, anterior, no era de su competencia. Sin embargo en la sesión de preguntas y respuestas, los PTC no se quedaron con la daga clavada y manifestaron anomalías en el manejo de las aportaciones al fondo de pensiones.

Una reconocida profesora-investigadora de la UAM de Ciencias, Educación y Humanidades, leyó copia de un estrato del informe rectoral del año 2001, del Ing. Humberto F. Filizola Haces, en el que con una aportación de más de 700 millones de pesos creaba el fondo de pensiones para los PTC de la UAT, por lo tanto la maestra decía, que dónde  habían quedado, o mejor dicho quien se los había llevado, ya que no es posible que en 15 años, es decir al 2016, solo existan poco más de 1,100 millones de pesos en dicho fondo. De hecho le exigió a su secretaria sindical local, lo planteara al Comité Ejecutivo y exhortó a los presentes a hacer lo mismo con sus representantes del SUTAUAT.

Otro académico de Ingeniería y Ciencias, precisó que al 2002, periodo en que se reglamentan las aportaciones por parte de los PTC, ya existían poco más de 800 millones de pesos y aclaró al actuario que el abarrilamiento en una de las gráficas de los próximos académicos a jubilarse, es producto que a muchos docentes en su momento, la UAT no pagaba las cuotas patronales al IMSS, por lo tanto fueron de 10 a 15 años perdidos, -al no tener esos derechos- y estarán jubilándose mucho tiempo después del obligado.

Un profesor-investigador perteneciente al SNI, adscrito a la UAMTSCDH manifestó que era dinero de los propios maestros y  justo el reclamo, además de la necesidad de reglamentar debidamente el uso y manejo de los recursos, de lo contrario hoy le inyectan dinero -aumento de aportaciones- y mañana, por arte de magia desaparece y cuento de  nunca acabar.

De antemano sabemos que cuando se maniobró para destituir a Jesús Lavín Santos del Prado como rector de la UAT, fue producto de intentar exigir al Ejecutivo Estatal en turno, las aportaciones que por ley le corresponden a la máxima casa de estudios. Lamentablemente fue traicionado por todos los directores en aquel entonces; quienes le habían jurado lealtad en las jornadas de convivencia en Tampico, pero a la semana, en el anteriormente llamado Holiday Inn lo desconocían y ungían a Chema Leal como nuevo rector. Por desgracia impusieron como Tesorero de la UAT a Germán Almaraz Smer -sería vergonzoso llamarlo CP-, quien finalmente destrabó varios fideicomisos que había dejado el Ing. Filizola, entre ellos el del fondo de pensiones docente de los PTC. Lo cual no ha sido aclarado. Por lo que desde entonces se dice se perdió la AUTONOMÍA.

Con suerte corrió el chiquilín Toño Serna, actual Director de la FCAV y anteriormente Secretario General del SUTAUAT, ya que estuvo presente pero abandonó la reunión antes de la sesión de preguntas y respuestas. Porque si alguien tiene que aclarar sobre esa millonada de pesos desaparecida del fondo de pensiones de los PTC, es él como líder de los afectados y no ha solicitado explicación sobre los hechos. Por omisión, también se es cómplice. Aunque de entrada, le dieron su premio gordo como director y dicen que a su nuera, que apenas lleva un año como coordinadora de carrera y docente, ya la hizo PTC en la Unidad Académica de Derecho y Ciencias Sociales. Ni que doctorado, ni que la …

Finalmente él le consiguió la dirección de la UADCS al Dr. Alfaro, gracias a su propuesta de modificación de la jubilación complementaria, por la adicional. La cual entró en vigor el pasado 6 de diciembre del 2012. ¿Qué hizo? Nada, solo le metió raya hasta donde él la libraba; tener 25 años de servicio y 55 años de edad o más. ¿Causa, motivo, razón? Pregúntele.

Lo que si le aseguro es que esto no se va a quedar así y cómo andan las aguas, peligro hasta petróleo salga.  En fin… Por hoy aquí le dejamos. Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *