destacadas

EL GALLEGO ILUSTRADO: EL REGRESO A CLASES.

agosto 22, 2016 | by Redaccion Vertical
EL GALLEGO ILUSTRADO: EL REGRESO A CLASES.
Opinion
0

Por: EL GALLEGO ILUSTRADO

El momento  más oportuno para hablar de la calidad en la educación, es el inicio de un ciclo lectivo escolar. Justo el momento para convocar a todos los directamente involucrados en el proceso educativo. Ojalá y pudieran sentarse a dialogar padres de familia, maestros, pedagogos, expertos en planeación y administración educativa, así como directivos y autoridades en todos sus niveles. Porque el incorporar el modelo propuesto por la OCDE solo para simular ser una economía desarrollada y bajo esta utopía afirmar que seremos ricos. No corresponde a nuestra realidad social.

Si partimos de la idea que la educación es laica, gratuita y obligatoria, como se consagra en al Art. 3 de nuestra carta magna y concatenando este precepto con el de calidad educativa. Le aseguro al cien por cien, que todo mexicano esperaría a que esto se cumpliera cruzado de brazos. Es más, como sucede en países verdaderamente ricos, no se preocuparía ni siquiera por llevar a sus pequeños a la escuela, tampoco por sus alimentos y mucho menos con situaciones estresantes como ocurre en estos momentos, con el regreso a clase.

En nuestro país es desgastante lo que pasa al entorno familiar donde hay hijos en edad escolar. Las financieras –casas de empeño-, papelerías y fabricantes de uniformes escolares, sí que hacen su agosto. Independientemente del trabajo adicional que conlleva el forrar, coser y marcar los útiles escolares, así como los ajustes al uniforme y calzado.

Las autoridades educativas afirman en todos los medios nacionales que los niños y niñas tienen derecho a igualdad de oportunidades, por lo que habría que preguntarnos, a que se refieren. Tal vez los únicos que saldrían librados es la pequeñísima y privilegiada clase alta que acude a colegios particulares, y párele de contar. Duele, lastima ver a la clase media sacrificando los ingresos del sueldo que aún no tiene, comprometiéndolo, pidiendo crédito a un costo muy alto, solo para poder comprar los útiles escolares. Si adicionalmente tiene hijos universitarios, simplemente ya valió, porque la universidad pública, no sé en qué momento ocurrió, pero se convirtió en una escuela cara, los alumnos de  reingreso en la UAT vienen pagando alrededor de $3,000 por semestre (de 4 meses) y los de nuevo ingreso como $4,000 y otros dos o tres mil pesos más en promedio por el paquete de EXANI II de Ceneval, curso de inducción y   examen interno. “Con que ojos divina tuerta”.

Imagínese usted las familias sin ingresos fijos, con empleos temporales, que no son sujetos de crédito; como pueden solucionar esta problemática. Ahora entiendo a los maestros de Oaxaca, Michoacán, Chiapas y Guerrero, que están defendiendo -a muerte o con su vida- su empleo. Me queda claro porque no desean someterse a una evaluación estandarizada (medirlos), cuando en terrenos de equidad, no es pareja. Muchos de ellos tienen que ir a donde están los niños, porque además de no existir escuelas por lo menos en condiciones, esos pequeños tienen otras carencias, donde es más importante -momentáneamente- comer que educarse. Pero el maestro rural se las ingenia (desarrolla técnicas didácticas) para llegar incluso hasta los párvulos y adolescentes, enseñarle al menos lo básico y hacer de ellos hombres libres con conciencia social. Aunque sea una amenaza para el sistema, que finalmente es lo que preocupa al estado.

Si hubiera un interés por mejorar la educación, y no hablo de una calidad educativa, se utilizarían todos los recursos posibles para logarlo o al menos intentarlo a lo largo y ancho del país. Hoy día el internet nos resuelve todo, pero que pasa en esas comunidades donde no existe ni la tecnología, ni los recursos. Ahora la memoria digital-informática domina el conocimiento, la memoria humana prácticamente ha sido desplazada. Luego entonces que estrategias tiene el sistema educativo para superar estas carencias. Porque lo que propone Isauro Blanco para la UNESCO y OCDE, simplemente aquí no aplica, por eso se refiere a los maestros de la CNTE como turba. Lamentablemente lejos de  incorporar acciones o estrategias para llevar la educación las han ido agotando; ahora son los maestros rurales, pero que ha pasado con la escuelas de arte y oficios, con las escuelas radiofónicas, con las radio comunitarias y la radio indigenista. Como llegar a las zonas marginadas, a los mexicanos más pobres. Al parecer esa clase de mexicanos no cuentan. ¿Será porque pertenecen a la región Puebla-Panamá?

Lamentablemente hemos sido tan egoístas que solo nos preocupa lo que pasa en nuestro entorno, olvidándonos de la realidad social. Si algo me correspondiera, lo asumiría y si tuviera que pagar la factura, lo haría de inmediato. Porque créame solo de ver el sufrimiento de mis conciudadanos para allegarse del material escolar e implementos para la educación de sus hijos… Me da rabia y mucha tristeza. Me trago la amarga sensación de no poder llorar, para no apagar la alegría de mis hijas al escoger sus mochilas. Es gris pero es verdad. Que lamentable.

Por hoy aquí le dejamos. Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *