destacadas

CUATRO CAUSAS DEL FRACASO DE LA TRANSICION POLITICA MEXICANA

septiembre 29, 2015 | by Redaccion Vertical
CUATRO CAUSAS DEL FRACASO DE LA TRANSICION POLITICA MEXICANA
Opinion
0

Por: Jesús Alberto Hernández E

Primera: AUSENCIA ABSOLUTA DE INTENCIÓN DE CAMBIAR A LA DEMOCRACIA DE LOS CONTROLADORES Y BENEFICIARIOS DEL SISTEMA.

Segunda: LA PLENA SATISFACCIÓN DE LOS PARTIDOS, INCLUYENDO LOS DE LA OPOSICIÓN, GOZOSOS DE PREBENDAS Y RECURSOS ECONÓMICOS PARA SUS ÉLITES.

Tercera: LA FALTA DE CIUDADANÍA CONSCIENTE Y ORGANIZADA.

Cuarta EL INSUFICIENTE CONOCIMIENTO TEÓRICO, ESTRATÉGICO Y AUN COYUNTURAL DEL PROCESO DE TRANSICIÓN DE LOS LIDERES POLÍTICOS.

Introducción

Las transiciones políticas exitosas son procesos que tienen como punto de partida un régimen político totalitario o al menos autoritario que devienen en una democracia política plena, de hecho y de derecho, como sucedió en la España post franquista.

Hay transiciones que no terminan exitosamente, sea por que retornen a un autoritarismo más crudo, lo que se le llama ‘regresión autoritaria’ o por que el proceso se enrede en un caos político interminable, o bien, porque se abra paso a un régimen revolucionario de izquierda como lo ilustra la Venezuela post chavista, esta también el caso mexicano pleno de surrealismo que tiene un capítulo aparte.

Porque el proceso de transición de México está empantanado, a pesar de que existe en el país una democracia formal hay prácticas antidemocráticas de fondo que evidencian que tras la fachada democrática formal persiste una grotesca antidemocracia real.

Es útil recordar que los estudiosos de las ciencias políticas han identificado y conceptualizado tres fases en los procesos de transición política.

La primera llamada LIBERALIZACION que consiste en que el Estado reconoce las libertades clásicas liberales, como la libertad de expresión, libre tránsito, inviolabilidad del hogar, derecho a juicio con debido proceso y bajo leyes vigentes, etc., libertades que los regímenes autoritarios reconocen generalmente gracias a la presión social y que merced a un cálculo pragmático que los lleva a considerar que seguir calculándolas les traería más perjuicios que beneficios.

La segunda fase se conoce con el nombre de DEMOCRATIZACION en donde impera el principio de CIUDADANIZACION, consiste por un lado, en la plena posibilidad de que los ciudadanos accedan a las responsabilidades políticas sin la mediación de los grupos monopólicos de poder y por otro lado, una serie de procedimientos políticos mínimos y variables según sea el país, como pueden ser las elecciones periódicas, la libre competencia de los partidos, la rendición de cuentas del ejecutivo, etc.

La última fase llamada CONSOLIDACIÓN da paso a un pacto entre las fuerzas sociales y políticas por el que se instalan legal y realmente la democracia, esta tercera fase se ilustra con el Pacto de la Moncloa que cierra el proceso de transición en España. Cfr. Transiciones Desde un Gobierno Autoritario. O’Donell, Guillermo et.al. Paidós.

LAS COALICIONES

Los actores protagónicos de las transiciones se agrupan en dos coaliciones básicas, la llamada COALICION AUTORITARIA, en donde se reúnen los políticos, grupos empresariales, medios de comunicación, organizaciones sociales y sindicales partidos políticos, etc. que son los beneficiarios del régimen autoritario y que acceden al poder y sus beneficios de una forma corporativa ,bajo el principio de ‘posiciones adjudicadas no adquiridas’, acceso lejano al esfuerzo y al mérito y cercano a la servidumbre política, a la corrupción.

Los promotores de la democracia se agrupan en la llamada COALICION DEMOCRATIZADORA, formada por Iglesias, organizaciones políticas, universidades, partidos, agrupaciones estudiantiles, grupos empresariales, etc. Que buscan instaurar la democracia, en Venezuela esta coalición se llama MUD, Mesa de la Unidad Democrática, opuesta al chavismo, procura la democracia en ese país sudamericano, ciertamente con graves dificultades por lo acendrado de la dictadura que preside Nicolás Maduro.

En México funciona perfectamente aceitada la coalición autoritaria, formada por el PRI, PARTIDO VERDE, NUEVA ALIANZA, TELEVISA, INNUMERABLES GRUPOS EMPRESARIALES, LA CTM, etc. etc. y frente a ellos no se constituye nada organizado que racionalice e impulse el cambio democrático.

LAS CAUSAS DEL RETRASO DEMOCRÁTICO EN MÉXICO.

La primera es la ausencia absoluta de voluntad de cambio en la mente beneficiarios del sistema político autoritario en México, su finalidad es clara, conservar el poder y los beneficios que se derivan de su ejercicio, solo ceden parcialmente a la democratización cuando las presiones de la sociedad, de los partidos de oposición, de los países u organizaciones extranjeros, los obligan a realizar cambios.

La falta de voluntad de cambiar, queda evidenciado por una multiplicidad de manifestaciones que tienen como elemento común, la manipulación de la democracia para seguir en el poder.

 Por ejemplo en las instancias políticas donde el PRI tiene el poder, el Ámbito Federal, los gobiernos estatales y los municipales, toda la estructura burocrática, el presupuesto, se ponen al servicio obligado del partido oficial, es impresionante la movilización que hicieron en las pasadas elecciones federales, para lograr el control del Congreso.

Es clarísimo que el sistema además del PRI, opera con otros partidos subordinados, como el Partido Verde, al que financia y encubre todo género de tropelías, como los gastos excesivos, sabiendo que al final de cuentas serán absolutamente fieles a sus consignas, operan el PRI con autoridades electorales cómplices para liberarlos de culpas, cuando el Verde llega a tener sanciones son estas exclusivamente económicas, le sobran recursos para pagar multas.

 

El sistema sigue controlando corporativamente, sindicatos, burocracia, algunos organismos empresariales, medios de comunicación, etc.

Es decir el SISTEMA no tiene VOLUNTAD DE CAMBIO, y si finalmente la Consolidación de la Democracia implica un nuevo pacto político con reglas para el acceso al poder, es imposible que se dé tal Pacto si en el grupo en el poder no hay voluntad de cambio.

La segunda  causa tiene que ver con la gran satisfacción con que viven las élites de los partidos particularmente los de la oposición, tienen acceso a financiamiento público, posiciones en el poder legislativo, aun cuando no las ganen electoralmente, estas élites se columpian de las curules de la cámara de diputados federal a las estatales, de estas al senado, de perdido a los puestos pagados de sus partidos, no sufren ni se acongojan, deciden proporcionalmente quienes ocupan los espacios de los ciudadanos, por ejemplo en los organismos electorales, etc. Todo esto que es legal, pero extra-legalmente tienen muchísimos beneficios que les son concedidos por el sistema  con tal de tenerlos a modo, les concesionan obras, les otorgan permisos para negocios particulares, les encubren cuando tienen cuentas con la justicia, naturalmente que muchos de los militantes de los partidos son honestos, pero la parte corrupta de sus élites, han hecho roma a la oposición, le quitaron el filo, sus preocupaciones gravitan también en el afán de conservar el poder y sus beneficios, la Transición del País no es tema que les preocupe.

La tercera causa tiene que ver con la ausencia de ciudadanía, difícilmente se encuentran ciudadanos organizados que procuren llevar a feliz término el proceso democrático de México, cuando son afectados sus intereses por el sistema político reaccionan políticamente solo en función de su problema pero de ninguna manera con la óptica del cambio del sistema en su conjunto, si a los empresarios los sangran con los impuestos, sus reacciones de inconformidad con el sistema solo es vinculada a sus intereses particulares afectados. La reacción de los empresarios mexicanos a partir de la Estatización de la Banca por López Portillo y sus secuaces, es un caso excepcional, su reacción originada por motivos económicos se extendió en plenitud al cambio político y provocaron la primera alternancia política en el país, al derrotar Vicente Fox al PRI cobijado aquel bajo las siglas del PAN.

No hay ciudadanía que empuje en México no se configura una autentica COALICIÓN DEMOCRATIZADORA con el nombre que sea, sin esta coalición imposible consolidar el proceso de transición.

Finalmente la cuarta causa es el desconocimiento teórico y practico del proceso político de la transición, desconocimiento que afecta lo mismo a dirigentes de los partidos políticos, funcionarios de todos los niveles, periodistas líderes empresariales, etc.

Excepcionalmente el conocimiento del proceso sale del dominio de algunos politólogos, de pocos comunicadores de escasos políticos. Por ejemplo la confusión entre ALTERNANCIA Y TRANSICIÓN  está totalmente extendida, cuando gano el Pan la presidencia de la república, para la generalidad la transición estaba consumada, aun para los propios panistas que no se ocuparon de estructurar el proyecto político para reducir al PRI a condiciones democráticas, cambiar el sistema y consolidar la transición, por esta ausencia de proyecto político dejaron el camino pavimentado para el regreso del PRI, como en el Porfiriato los dos sexenios panistas  fue de  MUCHA ADMINISTRACIÓN POCA POLÍTICA, todo lo anterior en su conjunto explica  por qué estamos donde estamos en relación a la democracia plena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *