destacadas

LA INCONGRUENCIA DE LAS POLITICAS PÚBLICAS MIGRATORIAS

septiembre 22, 2015 | by Redaccion Vertical
LA INCONGRUENCIA DE LAS POLITICAS PÚBLICAS MIGRATORIAS
Opinion
0

Por: Juan Pablo Girón

 

 

En los últimos meses se ha incrementado la problemática migratoria a nivel global, si bien a lo largo de la historia de la humanidad ha habido migración; en los últimos meses se ha vuelto un problema descontrolado.

Vemos en distintos países de Europa las fronteras llenas de familias queriendo entrar a determinados países, las estaciones de trenes con migrantes durmiendo en el suelo y sobre todo manifestaciones a favor y en contra de dicho problema.

En días pasados las autoridades correspondientes manifestaron su intención de dar asilo a cerca de 10 mil sirios en los próximos meses. Si bien la llegada de esta comunidad siria no afectará la economía, si surgen diversos cuestionamientos. ¿Por qué nunca hemos hecho algo similar con los centroamericanos? ¿Por qué mostramos afinidad con la comunidad siria y no con los salvadoreños, hondureños o guatemaltecos? ¿Por qué darle asilo a gente que está en la otra parte del mundo?

Durante décadas, salvadoreños hondureños y guatemaltecos principalmente, han padecido el maltrato de las autoridades migratorias mexicanas. Muchos centroamericanos han muerto en su camino por México para llegar a Estados Unidos.

Me causa inquietud como las autoridades encargadas de la migración en México muestran interés en albergar a la comunidad siria, cuando no hemos podido albergar a nuestros vecinos los centroamericanos. Queremos recibir a una comunidad lejana de México y rechazamos a las comunidades vecinas. Se necesitan políticas públicas congruentes entre el decir y el hacer, porque por una parte se muestra solidaridad con el pueblo sirio pero por otra parte se le maltrata a los pueblos centroamericanos.

Con los centroamericanos tenemos el mismo idioma, compartimos historia y religión. Somos pueblos con muchas cosas en común, sin embargo todo esto queda olvidado… a eso me refiero con la incongruencia de la migración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *